fbpx

Lactancia materna, un acto de amor

Inicio - Noticias - Lactancia materna, un acto de amor

Lactancia materna, un acto de amor

Quienes son mamás y han lactado a sus hijos, describen este acto como el vínculo más estrecho que pueden establecer con sus bebés después de nacer, es ese momento de encuentro donde mamá e hijo se conectan desde la emoción, el pensamiento, el amor. 

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses del bebé, un alimento que entrega todos los nutrientes necesarios para el crecimiento y desarrollo saludable del mismo. 

Kelly Milena Negrette, médica de Confa Salud, afirma que “la leche materna constituye un alimento completo, tiene todos los nutrientes que el bebé necesita en esos primeros meses de vida, carbohidratos, ácidos grasos específicos, proteínas, agua, que ayudan al desarrollo del mismo, de hecho el organismo del bebé no está preparado para recibir otro tipo de nutrientes.”

La leche materna es descrita como un tejido vivo, cada centímetro cúbico de ella contiene 4.000 células, tiene beneficios desde el punto de vista nutricional y psicológico, sus componentes favorecen de manera directa el sistema inmunológico, previene enfermedades como asma, alergia, obesidad o diabetes, tiene propiedades antioxidantes, antibacterianas, prebióticas, probióticas, de allí que sea fundamental en los primeros meses de la vida y si es posible, como lo recomiendan Organización Mundial de la Salud y la UNICEF,  la hasta los dos años. 

Negrette manifiesta que para lograr una lactancia exitosa es importante “la asesoría desde el control prenatal, porque allí se despejan las dudas, la consulta postparto o incluso en el momento del parto. El acompañamiento del equipo de salud es fundamental, pueden haber dificultades, pero con una buena orientación se despejan las dudas” 

De igual modo la profesional de Confa Salud, recomienda que lo mejor es empezar a lactar desde la primera hora de nacimiento del bebé, “para favorecer el contacto piel a piel y lograr así que el bebé desarrolle el reflejo de la búsqueda de la mama, si se logra se alcanza el éxito de la lactancia de materna”. Explica además que si es necesario en algunos casos específicos ofrecer otra leche utilizar vaso o cuchara para evitar que se acostumbre al chupo. 

Y es que el calostro, primer producto de la mama, es rico en sustancias específicas para las necesidades del bebé en el momento del nacimiento, es de alto valor nutricional, limpia el intestino del bebé y lo protege de infecciones. Por ello la invitación a empezar a lactar desde el primer momento.

 El rol del papá 

Si bien la lactancia materna pareciera una tarea solo de la mamá y el hijo, el rol del papá es fundamental para lograr que esta sea exitosa, su figura de compañía, apoyo y presencia le da seguridad tanto a la madre como al bebé. Negrette manifiesta que “en ocasiones hay necesidad de masajear para facilitar la producción de la leche o simplemente estar pendiente de lo que puedan necesitar ambos y quién mejor que el papá para que lo haga. 

Las ventajas no solo son para el bebé

Lactar no trae solo beneficios para el niño, la mamá también se ve beneficiada toda vez que establece un vínculo especial y único con su hijo, así mismo ayuda a disminuir el sangrado postparto, aporta a la contracción del útero y a recuperar el peso inicial. 

Así mismo previene el cáncer de seno y ovarios, la diabetes y la depresión porque aumenta su autoestima

Para tener en cuenta

La profesional de Confa Salud explica que lo fundamental para lograr la lactancia es “el agarre de la mama por parte del bebé, si se hace correctamente se evitan fisuras y grietas en los pezones”, los labios del bebé deben quedar hacia afuera, sus cachetes inflados y  el mentón clavado en el pecho materno, el bebé debe estar en posición de frente a la mamá. Es importante tener una correcta postura, cómoda para la madre y el bebé y estar en un lugar tranquilo.

Confa Salud, tu mejor opción