Pasemos de ser individuos cansados a ciudadanos incansables

Natalia Escobar Santander. Directora Manizales Cómo Vamos

Muchos de los ciudadanos no participamos en las cosas de la ciudad porque sentimos que poco podemos hacer. Las cifras lo corroboran. Solo 1 de cada 3 manizaleños ha hecho algo por resolver los problemas de su comunidad y 2 de cada 3 no participan en ninguna organización social. En los países desarrollados un ciudadano en promedio pertenece a 14 organizaciones, desde la organización de su barrio hasta una organización de su equipo de fútbol favorito. En Colombia, y particularmente en Manizales, las cosas son bien distintas.

Por eso, si usted es de los que piensa que no puede hacer nada para mejorar los problemas de su ciudad, le tenemos una buena noticia: si se puede, y este es el momento perfecto. Déjeme le contamos como es el proceso. Cada cuatro años, los nuevos gobernantes deben elaborar un documento que recoge los objetivos, las metas y los compromisos que van a asumir durante su mandato: el Plan de Desarrollo. Un buen plan debe contener políticas claras, integrales y consistentes con el programa de gobierno y con las necesidades de la ciudad.

Pero este documento no lo hacen solos. Lo deben hacer con ayuda suya, mía y de todos. Las administraciones convocan a los Consejos Territoriales de Planeación, unos espacios a los que asisten diferentes representantes de la ciudadanía como gremios, sectores sociales y comunitarios, representantes del sector educativo, cultural y ambiental, de discapacitados, de mujeres, entre otros.

Este Consejo debe reunir a la comunidad para revisar y generar recomendaciones para el Plan de Desarrollo. Luego la administración incorpora las sugerencias en un documento final que es presentando al Concejo Municipal o la Asamblea Departamental a más tardar el 2 de mayo para que sea discutido.

En este punto los ciudadanos también podemos expresar nuestros puntos de vista pues las discusiones son completamente públicas. Los ciudadanos tenemos una oportunidad de oro para hacernos sentir y para influir en la gestión de los gobernantes a través de la construcción de los planes de desarrollo, pero estos documentos no sirven de mucho si la gente no los usa. Por eso queremos invitarlos a que como ciudadanos también estemos en la jugada. Revisemos los planes de alcaldes y gobernadores, busquemos a los representantes de los Consejos Territoriales de Planeación y contémosles nuestras opiniones. Mejor aún, asistamos a los Concejos Municipales y a las Asambleas Departamentales para expresar nuestros puntos de vista. Y después, hagamos seguimiento a que las metas del plan se estén cumpliendo.

¿Cómo queremos que nos tomen en cuenta si no nos hacemos sentir? Por eso queremos invitarlo a pasemos de ser individuos cansados a ciudadanos incansables. Es nuestro turno.