Me comprometo

Inicio - Noticias - Me comprometo

Me comprometo

El poder de ser tú…para forjar camino, para asumir la vida, para
vivirla, para amar y ajustar la bitácora de viaje existencial para lograr ser feliz.

Juan Carlos Salazar Jiménez
Psicólogo. Confa
Un minuto del tiempo es un presente de alegría y satisfacción, pero también un minuto del tiempo es un presente de tristeza, soledad y miedos. Es necesario hacer consciencia de lo que se vive, lo que se tiene, lo que se entrega para sí o los demás.
Primero es importante entender que soy solo yo, quien asume compromisos conmigo mismo, porque soy yo el que vive el día a día, los otros son acompañantes en mi viaje. Antes de viajar, hay que revisar la bitácora, esa que nos lleva hacia un destino que hemos escogido. Esta carta de navegación, debe tener claridad en los
pensamientos y en las emociones que se manejan.
Para ello te invito a tener en en cuenta los pilares que rigen la mente humana: Alegría, ira, tristeza, calma, miedo, amor, paz, serenidad, luz, salud. (Faltaran algunos, pero esos se van agregando en la medida que yo como persona, los vaya estructurando)
Entonces, cómo es un nuevo viaje, un nuevo proceso, me comprometo a:
● Que la Alegría inunde cada rincón de mi ser, que pueda compartirla con los que me rodean. Que se irradie en todo momento para sentir la sensación de estar bien, conmigo mismo y con el otro. Que todo momento de alegría sea pleno, sin peros ni condicionantes.
● Que la Ira no me embargue en todo momento, que sepa respirar profundamente antes de explotar. Que la sepa modular, y sepa tener adecuadas respuestas para no herirme o herir a los demás.
● Que la Tristeza no se anteponga a mis quehaceres, que no juegue en mi mente su accionar de “no puedo más…” o “todo se acabó…”. Estar triste es importante para liberar los sentimientos, pero no se puede dejar
que sea constante.
● Que la Calma sea parte de la rutina en cada instante que viva, que sea la guardiana de las respuestas coherentes y adecuadas. Que la calma sea parte del estilo de vida diario, y que controle un poco el caos del
estrés, de la ansiedad y de todas aquellas cosas que por la velocidad de la vida, me llevan a estar a veces en ofuscación.

● Que el Miedo no sea parte de mi andar, de la manera como me prevengo para actuar. Que sea solo eso, una palabra más, no un temor constante que me detenga en lo que quiero lograr. Que no se convierta
en la sombra que siempre dice: pero…

● Que el Amor, sea el pan de cada día, sea el motor que mueve cada uno de los movimientos de mi cuerpo, de mi alma. Que sea la fuerza que me ayude a comprender a los demás, a llevarlos a mi lado, a entenderlos y a amarlos infinitamente, aún a sabiendas que puedan irse algún día.
● Que la Paz en mi interior permita sopesar los embates de la vida, los momentos tortuosos. Que sea una respuesta coherente en lo que quiero, pienso y pretendo.
● Que la Serenidad esté en mí ser para la toma de decisiones, para solventar aquellas dificultades que a diario se presentan. Que inunde mis rincones internos y provoque en los demás, sensación de armonía.
● Que la Luz sea lo que vean los demás en mí. Que sea la guía para aquellos momentos de oscuridad propia o de los demás. Que la luz se componga de miles de rayos que jueguen libremente en los rincones de mis pensamientos.
● Que la Salud sea parte de mi diario vivir, que no llegue al límite de mi cuerpo o de mi mente para invocarla y tener que reorganizar mi sistema de vida.

Y quedan muchos más compromisos, materiales, espirituales, laborales, académicos, familiares, por mencionar. Iniciemos con estos, basta con decir me comprometo a…