fbpx

Desarrollar competencias laborales: Una ventaja competitiva que abre las puertas al mercado laboral

Inicio - Educación - Desarrollar competencias laborales: Una ventaja competitiva que abre las puertas al mercado laboral

Desarrollar competencias laborales: Una ventaja competitiva que abre las puertas al mercado laboral

Por Julio César Meza Ramírez. Coordinador de Capacitación Confa
La educación es la base de la evolución de la humanidad. Desde el inicio de los tiempos el conocimiento y los comportamientos se han transmitido de generación en generación; recolectar, cazar, sembrar, formar una familia y muchas cosas más fueron actividades que pasaron de ser instintos a convertirse en actitudes que se enseñaban.
Con el transcurrir de los años, la academia se convirtió en un privilegio de las élites que habitaban la tierra, pero la educación tenía un factor común sin importar la clase social: Paradigmas establecidos para pensar, para actuar y para comportarse. Las sociedades empezaron a agruparse según su procedencia imponiendo sus lineamientos a todos los que hacían parte de ella.
La globalización trajo grandes cambios en la manera de pensar de las sociedades, la tierra cada vez es más plana y el conocimiento todos los días se hace más abierto y más inmediato; esto a su vez modificó las costumbres y con ello la forma de trabajar. Este modelo de vida cotidiana invita a romper paradigmas para ser competente en el mercado laboral, que ya no solo se puede mirar desde el punto de vista local, sino que debe hacerse teniendo en cuenta el entorno global.
Atendiendo a las nuevas necesidades que propone la sociedad, la educación está evolucionando hacia el desarrollo de competencias que atiendan a estas, pues de nada sirve tener personas competentes en una tarea que se necesite; por ejemplo, no tendría sentido orientar un curso de reparación de motores espaciales en uno de los municipios de Caldas sin tener en cuenta su vocación productiva.
Una competencia laboral es la unión de varios componentes que se podrían resumir en tres: Ser, saber y saber hacer. A excepción del ser, el saber y el saber hacer varían según el entorno en el que se encuentra una persona, pero es necesario que estos tres componentes mantengan su justo equilibrio para que una persona sea considerada competente en el entorno laboral.
Personas competentes son sinónimo de un aumento significativo en el trabajo formal, y esto redundaría en mejores oportunidades de desarrollo para ellas y para las personas que las rodean.
En Confa orientamos cursos cortos llevados a cabo de manera práctica, que además de la enseñanza (saber), se centran en el desarrollo de habilidades (saber hacer) ejercitando los valores que los estudiantes han vivenciado a lo largo de sus vidas (ser). Te invitamos a matricularte en uno de nuestros procesos formativos, tenemos diferentes áreas de conocimiento que atienden las necesidades de toda la familia.
Si quieres saber más sobre nuestros cursos, ponte en contacto 8783111 exts. 1318-1319-1322 o escríbenos educacion@confa.co